lunes, 18 de enero de 2010

TIEMPO



Con el tiempo...
Aprendes la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y
encadenar un alma.
Y aprendes que el amor no significa apoyarse en alguien y que la compañía
no significa seguridad.
Con el tiempo...
empiezas a entender que los besos no son contratos, ni los regalos promesas.
Y aceptas tus derrotas con la cabeza en alto, con los ojos bien abiertos, con
la compostura de un hombre y no con el rostro afligido de un niño.
Con el tiempo...
Aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del
mañana, es demasiado incierto para hacer planes.
Por lo tanto...
siembra tu propio jardín y adorna tu propia alma, en vez de esperar que
alguien te traiga flores.
Y así aprenderás que puedes sobrellevarlo todo, que en verdad eres fuerte,
vales mucho y que en cada mañana llega un nuevo amanecer.

3 comentarios:

Luis dijo...

Muy bonito el post. Me ha encantado...expresas lo que siento en lo mas profundo.
Saludos

Luis dijo...

Por cierto, gracias por tu comentario en mi blog.
Saludos

Raquel dijo...

ME alegra que te guste Luis y gracias por venir a visitarme. Estas en tu casa